Algunos juegos que, por no decir malos, diremos que eran mejor cuando éramos pequeños.