Vuelve Game Boy y lo hace a lo grande (y acompañada)